miércoles, 6 de enero de 2021


 

La actividad económica de Latinoamérica podría crecer un 3.7 % en 2021 a medida que los países flexibilicen las restricciones impuestas para controlar la pandemia de coronavirus, pero “el repunte será muy débil” y en un escenario negativo podría ser incluso menor al 2 %, dijo el martes el Banco Mundial.

El crecimiento regional será inferior al 4 % previsto a nivel global, principalmente porque América Latina ha sido una de las regiones más golpeadas por el brote de COVID-19, tanto en lo sanitario como en lo económico, de acuerdo con la edición de enero del informe Perspectivas Económicas Mundiales publicado por la organización financiera internacional.

El mejor escenario para América Latina se daría si se flexibilizan las restricciones, se estabilizan los precios de los productos básicos y mejoran las condiciones externas, consideró el BM en su informe.