viernes, 11 de diciembre de 2020


 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF han advertido sobre un importante descenso de personas vacunadas en el mundo, en especial durante la pandemia de COVID-19. El miedo de la población de asistir a los servicios de salud debido a la emergencia sanitaria, amenaza con revertir los progresos logrados para llegar a más niñas, niños, adolescentes y adultos, y protegerlos contra enfermedades prevenibles a través de la vacunación.

La OMS resalta la importancia de la vacunación para evitar la aparición de complicaciones graves o muerte por enfermedades prevenibles y disminuir el posible contagio a otras personas, y recomienda a los padres y madres de familia vacunar a sus hijos para protegerlos contra las enfermedades que están aún en proceso de eliminación y erradicación en el mundo.

La Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, ha planteado la urgencia de cumplir con los programas de inmunización: “la COVID-19 ha convertido a la vacunación, que antes era sistemática, en un desafío de enormes proporciones y debemos impedir un mayor deterioro de la cobertura de la vacunación y reanudar urgentemente los programas de inmunización antes de que la vida de los niños esté amenazada por otras enfermedades. No podemos cambiar una crisis de salud por otra”.