martes, 29 de diciembre de 2020


 

Una mujer que ofrecía en Florida tramitar la solicitud de asilo a inmigrantes, en su mayoría centroamericanos, se declaró este lunes culpable de preparar 'fraudulentas peticiones de asilo' a sus clientes y de defraudar cuatro millones de dólares a organismos federales, informó la Fiscalía del Distrito Sur de Florida.

Laura Luz María Torres, líder de una red delictiva que estafó cuatro millones de dólares al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) de EE.UU. y al sistema de impuestos, se declaró hoy culpable de los delitos de 'conspiración para cometer fraude de inmigración, correo, robo y lavado de dinero del Gobierno' estadounidense.

También se declaró culpable de realizar falsas declaraciones al programa de asistencia alimentaria de Estados Unidos.