sábado, 12 de diciembre de 2020


 

Una madre de quintillizos está dentro de los más de 22 mil empleados administrativos del Ministerio de Educación de la República Dominicana (Minerd) que fueron cancelados.

Aracelis Guzmán llamó al presidente de la República, Luis Abinader, y al ministro de Educación, Roberto Fulcar, a que la repongan en el puesto que ocupó durante un año y siete meses.

Guzmán indicó a Telenoticias que su salario de 14 mil pesos es el único sustento que tiene para sus hijos y que en estos momentos no está recibiendo ayuda del Gobierno.

Explicó que laboraba los fines de semana en la escuela Ángel de Jesús Durán, en Santo Domingo Norte, donde era secretaria. Aseguró que no era “una botella” y que siempre se presentaba a trabajar.

Las cancelaciones masivas han generados disgusto en la parte administrativa del sector educativo. Esto ha afectado a jardineros, conserjes, secretarios de varias direcciones regionales y distritales.

También se dio a conocer que se canceló a una mujer que estaba enferma en estado delicado de salud. La información la dio a conocer la maestra y activista social María Teresa Cabrera.