viernes, 11 de diciembre de 2020


 

La incomparecencia del representante de Odebrecht, Mauricio Dantas Bezerra, considerado por el Ministerio Público como un testigo "imprescindible" en el juicio por los sobornos que pagó esa empresa en el país, ha impedido al tribunal avanzar en el conocimiento del caso, que ha sido suspendido hasta el día 21 de este mes.

Con el testimonio de Dantas Bezerra el Ministerio Público ha informado que busca probar la comunicación de fecha 5 de mayo de 2018, dirigida por Odebrecht al procurador general, mediante la cual esta compañía hace entrega formal del Contrato de Servicios de Consultoría entre Odebrecht y el imputado Conrado Pittaluga Arzeno, suscrito el 17 de enero de 2008, y el contrato de Servicios de Consultoría entre Autopista del Coral S.A., suscrito con el mismo imputado el 27 de mayo de 2009.

Además, con este testigo –el primero en el orden de la lista- el Ministerio Público busca probar todo lo relacionado a la documentación suministrada por Odebrecht en relación al acuerdo firmado con la Procuraduría General de la República en 2017.

El brasileño Dantas Bezerra es un abogado que fungió como apoderado especial o representante de Odebrecht cuando la empresa firmó el acuerdo con la Procuraduría en el que se comprometió a pagar US$184 millones en nueve cuotas pagaderas hasta el 2025, con el fin de resarcir los daños materiales y morales causados al país por los sobornos que pagó para conseguir contratos públicos de aproximadamente US$92 millones. Por este ilícito hay seis imputados en juicio de fondo.