lunes, 7 de diciembre de 2020


 

Un grupo de estudiantes de término de la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (Uasd) realizó una protesta pacífica en la explanada de la Facultad de Ciencias de la Salud (FSC) para reclamar que se les permita tomar exámenes especiales para poder cursar el internado en los hospitales públicos del país.

El grupo, liderado por Ana Bello, explicó que están exigiendo que les permitan tomar exámenes especiales debido a que es su derecho y lo establece el estatuto orgánico de la Uasd.

Destacó que por las consecuencias de la pandemia ya han atrasado sus estudios y que no quieren atrasarse más.

“Ellos están diciendo que somos demasiados estudiantes... Entonces, eso es nuestro derecho y queremos que se nos respete. Eso es lo que estamos exigiendo hoy”, expresó.

Aseguró que representan los derechos de más de 100 estudiantes, en la misma situación, que ya concluyeron el pre-internado y sólo tienen pendientes una, dos o tres materias para calificar para hacer el internado.

Argumentó que tienen unas cuatro semanas solicitando que se les permita tomar sus exámenes especiales para poder avanzar en sus estudios.

La joven estudiante dijo que no han podido cursar esas materias pendientes por dificultades que ha presentado la misma academia como, por ejemplo, por la falta de profesores y cambios de horarios de los docentes.

Citó entre otros obstáculos que varios profesores les exigen a los estudiantes que para poder pasar las materias les tengan que comprar libros de texto de su autoría.

Con pancartas en mano los estudiantes de término de Medicina de la Uasd reclamaron su derecho. ( )

Bello argumentó que, aunque la facilidad de que los estudiantes de término de Medicina se les permita tomar los exámenes especiales ha sido consensuada por el Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias de la Salud, la directora de la Escuela de Medicina, Rocío Caridad, no quiere acoger ese consenso.

“Queremos que ella sepa que estamos en pie de lucha y que queremos nuestro examen especial y que no es un favor, eso nos corresponde por derecho”, afirmó.

La mayoría de los jóvenes que participaron en la protesta pacífica dijeron que solo tienen pendiente la materia de Salud Ocupacional.

Así son los casos de Chanel Acosta y María González, quienes argumentaron que la mayoría de materias pendientes son las que toman a través del Ministerio de Salud Pública y que se llenan rápido porque la academia ofrece pocas sesiones y que ahora por el COVID-19, redujeron la capacidad de estudiantes y tienen menos oportunidades de poder cursarlas.

Consideraron que no se justifica la excusa que les han dado de no quererles aprobar el examen especial, debido a que son muchos estudiantes pendientes para el internado y que por la incidencia de la pandemia les quieren cuidar.

“Sabemos que nuestra facultad esta sobrepoblada y que las secciones no alcanzan para todos y muchos no tenemos la oportunidad de tomar algunas materias, por lo que nos vemos en la necesidad de tomar un examen especial”, dijo González.