jueves, 31 de diciembre de 2020


 

El Servicio Nacional de Salud (SNS) sumará 236 camas en siete hospitales públicos para atender personas afectadas por COVID-19, adición con la que los centros de salud estatales tendrán 1,940 camas, incluyendo las de cuidados intensivos (UCI), dedicadas para esta enfermedad.

Ayer el hospital Luis E. Aybar abrió su unidad COVID-19 con 96 camas, 36 de ellas para cuidados intensivos (19 con ventiladores) y 60 para cuidados intermedios. En los otros seis centros de salud, las nuevas camas se irán incorporando desde hoy hasta el 5 de enero próximo.

El hospital Santo Socorro sumará siete camas para cuidados intermedio con lo que su unidad COVID-19 llega a 28 camas, 14 de ellas para cuidados intermedios, que es el servicio que se ofrece a pacientes que requieren atención especial, pero su estado de salud no exige internarlo en el área de cuidados intensivos (UCI).