martes, 8 de diciembre de 2020


 

Bolivia estima cerrar el año con un 8.4 % de contracción de su producto interno bruto (PIB), por encima del 6.2 % previsto anteriormente aunque menos del 11.1 % adverso alcanzado a mitad de año.

El 8.4 % de contracción es algo “mucho menor al valor de 11.1 % que se registró durante el Gobierno transitorio”, junto a un “déficit fiscal de aproximadamente 12.3 % del PIB”, y “se prevé una inflación de fin de periodo en torno al 1.1 %”, establece la segunda revisión del Programa Financiero 2020 presentada este lunes.

El Ministerio de Economía y el Banco Central de Bolivia a través de sus titulares, Marcelo Montenegro y Edwin Rojas, respectivamente, firmaron en La Paz el documento que busca “reconstruir” el modelo económico basado en la fortaleza de la demanda interna.

El ministro mencionó que se va a “recuperar la economía” con una “variación” que se espera en las siguientes semanas aunque todavía en “términos negativos”.