lunes, 16 de noviembre de 2020


 

La mayoría de las grandes capitales brasileñas dieron este domingo la espalda a los candidatos apoyados por el presidente del país, el ultraconservador Jair Bolsonaro, y favorecieron a los aspirantes del centro y la derecha moderada.

Casi 150 millones de electores brasileños fueron convocados a las urnas para renovar el gobierno de 5.569 municipios para los próximos cuatro años, en un pleito que se debía de haber celebrado en octubre, pero que se aplazó debido a la pandemia de la covid-19 en Brasil, uno de los países más afectados con 165.000 muertes y casi 6 millones de contagios.

Bajo estrictas medidas sanitarias -con mascarillas obligatorios para votar-, las municipales de este domingo fueron las primeras elecciones que se celebran en Brasil desde las presidenciales de octubre de 2018, en las que por primera vez en la historia del país llegó al poder la ultraderecha de la mano de Bolsonaro.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE