lunes, 16 de noviembre de 2020


 

El huracán Iota ganaba fuerza con rapidez a su paso por el oeste del Caribe, y se esperaba que se convirtiera en una muy peligrosa tormenta de categoría 4 al llegar a la misma zona de Centroamérica golpeada hace una semana por el huracán Eta, otro sistema de fuerza similar.

Había evacuaciones en marcha en zonas bajas de Nicaragua y Honduras cerca de la frontera entre ambos países, que parecía el lugar probable en el que tocaría tierra el meteoro. En la costa nicaragüense ya se notaban los vientos y la lluvia el domingo por la noche.

Iota se convirtió en huracán el domingo de madrugada y ganó fuerza con rapidez. Se esperaba que pasara sobre o cerca de la isla colombiana de Providencia durante la noche. El lunes por la mañana alcanzó la peligrosa categoría 3, y el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos advirtió que podría alcanzar la categoría 4 al acercarse al territorio continental centroamericano el lunes por la noche.