martes, 17 de noviembre de 2020


 

Amazon abrió una farmacia online el martes, brindando a sus clientes la posibilidad de comprar medicación y pedir sus recetas a través de sus celulares y recibirlos en la puerta de su casa en un par de días, como un libro o papel higiénico.

La medida mete a Amazon de lleno en un nuevo negocio, sacudiendo potencialmente la industria farmacéutica como ha hecho con todo lo demás, desde la venta de libros y juguetes a las compras de alimentación. Grandes cadenas como CVS y Walgreens confían en sus farmacias para lograr un flujo constante de clientes que acuden con regularidad a buscar su medicación.

Amazon dijo que ofrecerá las medicaciones con receta más habituales a partir del martes, incluyendo cremas, pastillas, y tratamientos que necesitan mantenerse en frío, como la insulina. Los compradores deben abrir un perfil en el cibersitio de Amazon y hacer que sus médicos envíes las recetas al gigante del comercio electrónico con sede en Seattle.