martes, 6 de octubre de 2020


 

SAN PEDRO DE MACORIS. Fue sepultado en el Cementerio Municipal de Consuelo el cadáver de una menor fallecida el pasado fin de semana, al hacer contacto con una lavadora.

Rossy Argelis Robles Vilorio, de 16 años, hija de Amarilis Vilorio, murió en el mismo lugar del hecho, víctima de la descarga eléctrica recibida.

 

El hecho ocurrió cuando en la vivienda que habitaba, situada en el barrio Pueblo Nuevo de esa comunidad, se produjo un cortocircuito que provoco un incendio.

La menor hizo contacto con la lavadora sufriendo el alto voltaje que le provocó la muerte.

Los residentes en el referido barrio dijeron que la electricidad es inestable en esa barriada consuélense con altos y bajos voltajes.

Expresaron habían hecho un llamado a EDE Este a corregir el problema, pero por desgracia, antes que llegaran las brigadas ocurrió la tragedia.

 

 

MACORIS DEL MAR