sábado, 3 de octubre de 2020


 

Mauricio Claver-Carone planea que su gestión como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) “sea primordialmente para beneficio de los países pequeños”, entre ellos lo de Centroamérica y el Caribe, a los que pretende dar mayor representación en el liderazgo de la institución y dirigir financiación para sectores como la digitalización y las pymes.

“Quiero que esta presidencia sea primordialmente para beneficio de los pequeños países, que creo es donde podemos tener el impacto más grande sobre el desarrollo (...)

particularmente durante estos tiempos de crisis de salud y financiera', dijo Claver-Carone, un jurista estadounidense de 45 años que asumió las riendas del multilateral este 1 de octubre para los próximos 5 años.