jueves, 15 de octubre de 2020


 

Como si se tratara de un negocio personal, Rainery Elizabeth Medina Sánchez, encargada Departamento de Almacén y Suministro de la Procuraduría General de la República (PGR), no solo llegó a realizar negocios millonarios por la venta de los 710 televisores inteligentes robados a la institución, sino que dio órdenes para entregar electrodomésticos a familiares y a su “expareja” sentimental.

De acuerdo con las revelaciones judiciales, Rainery Elizabeth Medina Sánchez, dio autorizaciones de entrega de aproximadamente cinco televisores, así también como una cantidad indeterminada de lavadoras a su expareja. Pero además regaló artículos a algunos empleados.

Sin embargo, además de las ventas y regalos a parientes de electrodomésticos que estaban destinados para equipar las nuevas cárceles, Medina Sánchez, equipó su propia residencia con esos objetos robados a la Procuraduría, según establecen las documentaciones judiciales.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE