jueves, 29 de octubre de 2020

El diputado del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Pedro Botello, aseguró que está dispuesto a encarar el juicio disciplinario que el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, advirtió que iniciará en su contra por haber participado en una protesta violenta afuera del Congreso Nacional que provocó daños en su estructura.

El legislador dijo que no cometió ninguna acción vandálica contra la estructura física del Congreso, y afirmó que fue su presencia lo que evitó un derramamiento de sangre.

Botello defendió que los manifestantes habían estado protestando de manera pacífica hasta el día de ayer, cuando fueron agredidos por agentes de la Policía Nacional que lanzaron bombas lacrimógenas bajo la orden de un sargento.

Señaló que nunca ha agredido el Congreso “a diferencia de otros que en el pasado sí lo hicieron”, e informó que el próximo miércoles volverá a participar en otra protesta en el mismo lugar en reclamo de que se devuelva un 30% de los ahorros en los fondos de pensiones de los trabajadores.

Llamó a los trabajadores a participar masivamente en la concentración para que el proyecto de ley aprobado el pasado 22 de junio en la Cámara de Diputados sea conocido en el Senado antes de que entre el mes de diciembre, cuando todos los legisladores se irán de vacaciones hasta enero.

El congresista podría ser despojado de su investidura como legislador en caso de ser acusado por la Cámara de Diputados ante el Senado. Con el voto de las dos terceras partes de los senadores, Botello también quedaría impedido de desempeñar ningún tipo de función pública por término de 10 años.

Será el próximo martes cuando Alfredo Pacheco apodere a la Comisión de Disciplina del caso por los hechos que calificó de vandalismo, y los presuntos daños al inmueble, vehículos y personal de ese poder del Estado.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE.