jueves, 15 de octubre de 2020


 

El apoyo unánime que brindó la Federación de Asociaciones de Profesores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (Faprouasd) a la postulación de María Teresa Cabrera, como Defensora del Pueblo, generó ronchas entre pasados presidentes del gremio.

El respaldo fue calificado como una violación del estatuto orgánico que rige el gremio, por los antiguos titulares

Ismael Peralta y Hugo Cedeño aseguran que Faprouasd está en el deber de “propiciar y mantener la unidad del profesorado, sin distinción, de raza, credo, género, partido político, ni nacionalidades”

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE