martes, 6 de octubre de 2020


 

La procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, enfatizó hoy que se inhibió del proceso que se sigue contra los imputados en los sobornos que pagó la empresa Odebrecht en el país porque le pareció que el expediente en ese entonces tenía “un carácter de conjeturas y de suposiciones”, y que sus cuestionamientos al mismo podrían “dar lugar a alguna sospecha de parcialidad”.

“Yo no puedo opinar sobre los asuntos de Odebrecht, del Odebrecht que está judicializado (...), porque yo me inhibí de ese proceso, y me inhibí por las cosas que yo les dije sobre las condiciones de ese expediente. En ese entonces, cuando yo lo vi para la medida de coerción, tenía un carácter como de conjeturas y de suposiciones: ‘que a mí me parecen’, ‘yo creo’, ‘él no me lo dijo a mí’, cosas así”, dijo la magistrada.

Germán Brito sostuvo una rueda de prensa virtual con periodistas que cubren la fuente de la Procuraduría y prefirió no responder preguntas referentes a la investigación anunciada por el titular de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, quien advirtió que se podrían tomar acciones disciplinarias en contra del procurador adjunto interino que firmó el archivo definitivo en favor de ocho de los implicados en el caso Odebrecht.