jueves, 29 de octubre de 2020


 

La refinería de Amuay, una de las mayores de ayer un ataque que ocasionó la caída de una de sus torres, incidente que ocurre en medio de una crisis que enfrenta la industria petrolera local y que mantiene paralizado gran parte del sistema refinador de la nación.

El hecho fue denunciado por el presidente Nicolás Maduro, quien afirmó que la refinería ubicada en el estado de Falcón sufrió a las 2: 30 de la tarde del martes un “ataque terrorista” con un “arma poderosa” que están investigando las autoridades.

Amuay, que tiene una capacidad de generación de más de 650,000 barriles diarios, forma parte del Complejo Refinador de Paraguaná y en 2012 sufrió un accidente de grandes magnitudes que dejó 55 fallecidos y 156 heridos.