lunes, 5 de octubre de 2020

 

En octubre se celebra el Día Internacional de la Hepatitis C, por lo que es un buen momento para refrescar datos sobre ella. Lo primero es que es una enfermedad curable, que según la gastroenteróloga-hepatóloga, Josefina Selmo; , encargada de la unidad de Hepatología de a través de la unidad de Hepatología del Centro de Gastroenterología de la Ciudad Sanitaria Dr. Luis E. Aybar.

Explica que tanto la B como la C comparten mecanismo de transmisión, que es el contacto con sangre infectada, ya sea por transfusión sanguínea, compartir objetos cortantes como agujas o jeringas, tener sexo sin protección y madres embarazadas. Por tanto, una persona con estas patologías no amerita asilamiento familiar o laboral.

la experta recomienda a la población que por lo menos una vez en la vida se realice la prueba del Anti HVC, sobre todo en grupos de alto riesgo como pacientes que reciben transfusiones en hemodiálisis y con conductas sexuales de riesgo.

Asimismo, destaca que, para prevenir el virus, no debe compartir jeringas o agujas, ni artículos personales, usar preservativos, principalmente si no está en una relación monógama y esterilizar de forma eficiente todos los equipos que deben reutilizarse.