jueves, 15 de octubre de 2020


 

La reina de Inglaterra, Isabel II, llevó a cabo este jueves su primer acto público fuera de una de sus residencias oficiales en siete meses, desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

La monarca, de 94 años, estuvo acompañada de su nieto, el duque de Cambridge, durante una visita al Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa (Dstl) en Port Down, cercano a la localidad inglesa de Salisbury, donde departió con científicos que trabajan en la gestión del Reino Unido de la crisis del COVID-19.

La soberana británica y el príncipe Enrique también tuvieron la oportunidad de conversar con algunos de los empleados de ese centro que colaboraron en 2018 en la respuesta al envenenamiento por Novichock del exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia en la citada ciudad.

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE