viernes, 2 de octubre de 2020


 

El proyecto de Ley de Presupuesto General del Estado para 2021 contempla un impuesto del 1 % sobre los activos financieros de las entidades de intermediación (bancos, asociaciones y las corporaciones de crédito), el cual será considerado como gasto deducible del impuesto sobre la renta.

En el párrafo uno del artículo 40 del referido proyecto se establece que el gravamen será sobre la cartera de préstamos neta y las inversiones en valores, excluyendo las inversiones en títulos del gobierno dominicano, del Banco Central y las inversiones en acciones.

El director de Presupuesto, José Rijo Presbot, explicó que el impuesto solo se aplicará durante el ejercicio presupuestario del próximo año, sobre el 2020. Indicó que el gravamen surgió de la Norma General 09-2011, de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), que tuvo aplicabilidad hasta 2013.