martes, 13 de octubre de 2020


 

La Fuerza del Pueblo (FP) tiene una tarea pendiente que hoy buscan lograr sus dirigentes con el primer congreso ordinario que llevará el nombre de Juan Pablo Duarte.

FP apuesta a renovar sus organismos con caras jóvenes, para que esa organización política no sea identificada solo con los viejos robles que lo fundaron tras abandonar al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Franklin Almeyda Rancier, partícipe en la fundación del partido morado y de FP, aseguró que respetar las normas que surjan en dicho congreso es la única forma de lograr que se convierta en una fuerza única y no degenere en un desorden como, según él, pasó con el PLD.