viernes, 16 de octubre de 2020


 

La pandemia del COVID-19 podría dejar "cicatrices duraderas" en la economía mundial, como las elevadas cargas de deuda y un alza en la pobreza y la desigualdad, pese a la "tentativa recuperación" en marcha, advirtió este jueves el Fondo Monetario Internacional (FMI).

"La crisis amenaza con provocar cicatrices duraderas en la economía mundial, como un menor crecimiento de la productividad, más pesadas cargas de deuda, elevadas vulnerabilidades financieras y mayor pobreza y desigualdad", señaló el comunicado emitido por el Comité Financiero y Monetario del Fondo, principal órgano consultivo del organismo, durante su asamblea anual.

En una rueda de prensa, Kristalina Georgieva, directora del Fondo, remarcó que "aunque hay en marcha una recuperación económica tentativa, apoyada por una extraordinaria respuesta macroeconómicas" el principal riesgo es "una retirada prematura".

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE