martes, 13 de octubre de 2020


 

Ginebra. La directora técnica de la OMS para la COVID-19, Maria Van Kerkhove, afirmó ayer que ya no sólo son preocupantes los casos graves y las muertes por COVID-19 en el mundo, sino también los efectos secundarios de la enfermedad en pacientes que ya la han superado.

”No sólo nos inquietan los casos, las hospitalizaciones o las muertes, sino los impactos a largo plazo que empezamos a ver en individuos que incluso pasaron la enfermedad con síntomas leves”, señaló Van Kerkhove en rueda de prensa.

“Sólo ahora empezamos a ver estos efectos en corazón, cerebro, pulmones o salud mental”, añadió la experta para explicar por qué sigue siendo importante combatir el aumento de los contagios pese a que la mortalidad del coronavirus sea ahora relativamente baja, de sólo un 0,6 por ciento de los casos.

Europa tiene actualmente tres veces más contagios diarios que en los meses de marzo y abril pero cuatro veces menos fallecidos, lo que según la experta estadounidense es resultado de que “se hacen más pruebas, se rastrea mejor y se encuentran antes los casos menos graves”.

 

CREDITOS AL CARIBE