jueves, 8 de octubre de 2020


 

Uno de los abogados de la defensa de Andrés Bautista, imputado en los sobornos de Odebrecht, dio positivo al COVID-19 por lo que solicitaron un aplazamiento de 14 días para cumplir con el protocolo de las autoridades de salud.

La información la dio el abogado Carlos Salcedo en estrado provocando inquietud entre todas las partes presentes en el tribunal.

Los demás abogados de la defensa, así como el imputado Andrés Bautista, se hicieron la prueba y están a la espera de los resultados para descartar que hayan sido contagiados con el virus.

En atención a la situación las juezas del Primer Tribunal Colegiado del Distrito Nacional acogieron la solicitud y sugirió a todas las partes que se hagan las pruebas.

Fijó el juicio para el martes 20 de octubre del presente año. Pero antes hizo la salvedad de que la salud es una responsabilidad personal y expresó la necesidad de que las partes respeten el distanciamiento establecido por el tribunal.

“Las partes no han respetado ese distanciamiento y el protocolo que ha impuesto el tribunal para este proceso... Hacemos esa reflexión porque la seguridad y la salud es una responsabilidad personal”, dijo la magistrada Gisselle Méndez, presidenta del tribunal.

Esta era la cuarta audiencia del juicio de fondo por los US$92 millones pagados en soborno por la empresa brasileña Odebrecht.

En la audiencia pasada, el tribunal rechazó una serie de incidentes que plantearon las barras de defensa de los seis imputados con relación al tema de los archivos definitivos que hizo la gestión del exprocurador general de la República, Jean Alain Rodríguez.

Los abogados de los imputados alegaron al tribunal que necesitaban más tiempo para conocer los documentos que les entregó el Ministerio Público y que certifican los archivos definitivos a favor de ocho exfuncionarios encartados en la primera etapa del proceso de investigación.

El Ministerio Público planteó a las juezas Esmirna Gisselle Méndez, Tania Yunes y Jissel Naranjo que rechazaran la solicitud de la defensa técnica tras indicar que esos archivos y documentos nada tienen que ver con el proceso que se conoce en el tribunal.

En ese sentido, los representantes del órgano acusador argumentaron que el tribunal ha sido apoderado de un auto de apertura a juicio como consecuencia de la acusación presentada contra los imputados, donde no se ha involucrado a ninguno de los ciudadanos encartados en la primera etapa del proceso que han sido favorecidos con los archivos definitivos.

En el juicio, el Ministerio Público está representado por el titular de la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Wilson Camacho, y los fiscales José Miguel Marmolejos, Joel López, Kirsis de la Cruz, Elizabeth Paredes, Ernesto Guzmán y Milcíades Guzmán.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE