jueves, 17 de septiembre de 2020


 

En medio del conflicto que ha generado la decisión del Consejo Nacional de Educación de remover de sus cargos a los directores regionales y distritales, al tiempo que faculta al ministro Roberto Fulcar a designar nuevas autoridades por orden departamental, siguen surgiendo voces que defienden el proceso de selección de estos cargos a través del concurso de oposición, modalidad instaurada en el 2017, durante la gestión de Andrés Navarro.

Para el ex viceministro de Planificación y Desarrollo de la institución, Víctor Sánchez, las nuevas autoridades del Minerd buscan desconocer el proceso de selección por concurso y retroceder al método tradicional de la selección “por el dedo” para poder responder a los compromisos políticos.

Critico además que el ministro Fulcar argumente que debe “contar con gente de confianza, como si se tratara de un botín de guerra”.

En ese sentido, el ex funcionario de Minerd recordó que el Pacto Nacional para la Reforma Educativa, firmado por la gran mayoría de actores sociales, políticos y económicos del país, entre ellos el actual presidente, Luis Abinader, consigna un conjunto de compromisos para mejorar la educación.

“Entre esos compromisos están los que buscan fortalecer la institucionalidad del sistema educativo y la carrera docente. Entre las cosas que establece el Pacto está que “todo nombramiento a un puesto docente que no sea producto del concurso será invalidado y deberá ser revocado,” insistió Sánchez.

De su lado, el actual director de la Regional 10 del Minerd, con sede en la provincia Santo Domingo, Ronald Santana, consideró que la decisión de nombrar nuevas autoridades regionales, y mover a los actuales a otras funciones, solo serviría para cargar aún más la nómina del Ministerio, invirtiendo recursos que podrían servir para otros fines.

Explicó que, aunque el Consejo Nacional de Educación (CNE) derogue la ordenanza 24-2017 que dio lugar al concurso mediante el cual las actuales autoridades regionales fueron elegidas, la medida no podría ser retroactiva, por lo que deben dejar que terminen su periodo en funciones, el cual se extiende hasta marzo del 2023.

Defienden proceso del 2018

Ambos educadores coincidieron por separado en defender el concurso de oposición efectuado en el 2018, mediante el cual fueron elegidas las actuales autoridades regionales y distritales de Educación.

Víctor Sánchez, ex viceministro de Planificación y Desarrollo del Minerd aseguró que el proceso se hizo con el debido rigor y a partir de los méritos profesionales de los aspirantes a ocupar esos puestos. “Consistió en un proceso transparente y participativo”, agregó.

Recordó que dicho concurso contó con el acompañamiento y supervisión del Consejo Económico y Social (CES), Acción Empresarial para la Educación (Educa), el Ministerio de Administración Pública (MAP), Inicia Educación, Iniciativa Dominicana por una Educación de Calidad (IDEC) y el Consejo Nacional de Educación.

“Todas estas organizaciones participaron en el diseño y desarrollo del proceso de selección”.

De igual forma, Ronald Santana, director de la Regional 10 provincia Santo Domingo, que agrupa a 13 mil docentes, calificó las críticas al concurso de oposición del 2017 como una forma de desmeritar y desacreditar el proceso.

"Creo que es una forma de desmeritar un proceso y a un grupo para legitimar algo que es totalmente improcedente e ilegal”, sostuvo.

Argumentó que en caso de ser cierto que el concurso de oposición haya tenido fallas, la solución debería apuntar a perfeccionarlo, no ha eliminarlo.

“Hay una parte de institucionalidad que no debe cambiar”, agregó.