viernes, 25 de septiembre de 2020

 


Un empresario venezolano que fue contratista de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) estuvo también en la ruta de los millonarios fondos petroleros de cooperación originados en ese país, que hoy se encuentran bajo lupa de las autoridades en El Salvador por la presunción de lavado de dinero.

Su nombre es José Wilfredo Molina Castrillón. Tiene 60 años y es socio y representante legal de Nawasaka Resources, una compañía de servicios para la industria petrolera registrada en Panamá y que presumía en su página web de las contrataciones que recibió entre 2010 y 2017 de Pdvsa, corporación estatal que estuvo entre las empresas más importantes del mundo, pero que ha visto erosionada su reputación por los múltiples casos de corrupción que proliferaron en su seno, especialmente ligados a millonarios esquemas de pago de sobornos y legitimación de capitales.

 

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE