viernes, 25 de septiembre de 2020


 

La icónica firma francesa de cristalería Duralex, famosa por sus vajillas de vidrio templado casi irrompibles, ha sido declarada en quiebra por un tribunal de Orleans (Francia) arrastrada por su falta de liquidez, su alto endeudamiento y una caída de las ventas que se ha visto agravada durante la pandemia de coronavirus.

Durante las últimas décadas del siglo pasado, la marca estaba presente en una gran cantidad de hogares dominicanos.

Según señala la prensa francesa, una vez confirmada su solicitud de quiebra se abre ahora un período de observación de seis meses en el que se intentará buscar un comprador para esa histórica firma, que nació en 1945 y que tiene su sede en La Chapelle-Saint-Mesmin (Loiret).