viernes, 18 de septiembre de 2020


 

La procuradora general de la República, Miriam Germán Brito, presentó, ante la Secretaría del Ministerio Público, su “formal inhibición” para tratar cualquier asunto relacionado con el expediente relativo a las personas procesadas por el caso Odebrecht.

Germán Brito definió su decisión como “coherente” con la postura que mantuvo cuando era jueza de la Suprema Corte de Justicia.

En una comunicación de prensa sostiene que su actuación “jamás deberá limitar la libre actuación, apegada a la Constitución, a la ley y a su conciencia, de cada miembro del Ministerio Público que intervenga en el conocimiento del proceso” por soborno.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE