viernes, 18 de septiembre de 2020

 


El puesto del presidente de Perú, Martín Vizcarra, estará en juego este viernes mientras los legisladores de la oposición siguen adelante con un juicio político criticado por ser un intento de destitución precipitado y poco oportuno en uno de los países más afectados por la pandemia.

Los legisladores parecían muy lejos de la mayoría de dos tercios necesaria para expulsar a Vizcarra del cargo, pero aunque esquive el intento de destitución, los analistas advirtieron que podría no salir ileso del proceso.

Su capacidad para sacar adelante la agenda anticorrupción que ha tratado de convertir en el sello distintivo de su corta pero accidentada presidencia, podría verse aún más comprometida si se considera que Vizcarra ha estado implicado en tráfico de influencias.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE