miércoles, 2 de septiembre de 2020

Un millar de policías en Alemania allanaron las casas de 50 personas dentro de una redada en todo el país contra la difusión y distribución de pornografía infantil, según dijo el miércoles la policía de Colonia.
Ninguno de los 48 hombres y dos mujeres sospechosos de participar en la trama fue detenido durante la operación del martes, aunque los investigadores confiscaron unos 2,000 celulares, computadoras y otros dispositivos en los que se almacenaban imágenes, según la policía.
Los sospechosos están acusados de compartir imágenes de abusos sexuales a menores a través de medios sociales y servicios de mensajería, dijo Michael Esser, director de investigaciones penales en la policía de Colonia. Ninguno estaba acusado de abusar personalmente de menores, según la situación actual de la investigación.
“Detrás de cada imagen hay una víctima de abusos sexuales”, dijo Esser. “Nunca nos rendiremos en la lucha contra los criminales pedófilos”.
Entre los sospechosos había personas jóvenes y viejas, solteras y casadas, indicó el fiscal de Colonia Markus Hartmann.
Los cateos tuvieron lugar en 12 estados, especialmente en Baviera. Formaban parte de una investigación iniciada en octubre de 2019, con 207 sospechosos identificados por el momento.
“Lo que es importante es que estamos viendo una nueva clase de delito”, dijo Esser. “Los responsables no actúan por su cuenta, sino que forman parte de redes más grandes que utilizan estructuras de comunicación a través de internet”.
La policía recibió mucha asistencia en su investigación de un servicio específico de mensajería, indicó Esser, aunque declinó decir cuál.
Los investigadores revisaban con rapidez las imágenes confiscadas para buscar pruebas que apuntaran a menores que siguieran sufriendo abusos y, en su caso, tratar de identificar y rescatar a las víctimas.




CREDITOS A DIARIO LIBRE.