martes, 15 de septiembre de 2020


 

Estresante, frustrante y con jornadas de trabajo poco productivas, calificaron padres y madres consultados por DL sobre sus experiencias en el acompañamiento a sus hijos durante las clases virtuales, que en algunos colegios privados iniciaron la semana pasada.

Yuri Marte Taveras, abogada y madre de un niño de 7 años, explicó que ha podido ofrecer acompañamiento a su hijo porque labora de forma independiente, pero que el proceso no ha sido fácil ni para ella ni para el menor, que se aburre y se distrae con frecuencia durante las sesiones de clases.

“Es complicado por el tema de que se distrae, se cansa en la computadora, a veces se le cae el internet y hay que estar poniéndoselo” , explico Taveras.