martes, 8 de septiembre de 2020

Uber se ha comprometido a invertir 800 millones de dólares (unos 678 millones de euros) en ayudas a cientos de conductores de Europa, Estados Unidos y Canadá para que afronten los costes de cambiar su vehículo, con el fin de convertirse en una plataforma “cero emisiones” en 2040.
El objetivo es que en 2040 la plataforma de movilidad sea de cero emisiones en 10,000 ciudades del mundo en el 100 % de sus viajes, según ha anunciado este martes la compañía.
En este contexto, ha anunciado varios acuerdos, uno de ellos con Renault y Nissan, con los que ha firmado una declaración de intenciones (MOU), que le permitirá electrificar su oferta de movilidad en Europa, según la compañía.