sábado, 19 de septiembre de 2020

 


La más reciente emisión de bonos soberanos que realizó República Dominicana este jueves, por 3,800 millones de dólares, eleva el nivel de la deuda pública en torno a un 52 % del Producto Interno Bruto (PIB), un resultado que podría alcanzar nuevos máximos en los próximos meses, ante las grandes necesidades de financiamiento que ha dejado la crisis del COVID-19.

Al cierre de julio pasado el monto del endeudamiento dominicano era de 39,151.9 millones de dólares, que entonces representaban un 48.2 % del PIB. Con la nueva operación, el saldo de la deuda pública se acercará a los 43,000 millones de dólares.

Ya lo advertía en abril pasado el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras ser declarada la pandemia: la deuda de los países se incrementará ante mayores necesidades de financiamiento. En abril de este año, cuando los efectos de las medidas para frenar la propagación del COVID-19 apenas se comenzaban a sentir, el multilateral estimaba que el nivel de la deuda dominicana se dispararía este año a un 51.3 % del PIB. Entonces, el déficit fiscal que se estimaba era de poco más de 4 %, pero el nuevo coronavirus agravó las cuentas públicas.