lunes, 7 de septiembre de 2020

El expresidente boliviano Evo Morales se manifestó este domingo en contra de la candidatura de Estados Unidos para ocupar la Presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
'Apoyar al candidato de Trump para la presidencia del BID es un atentado contra los intereses del país y una traición a la región', expresó el exmandatario a través de un mensaje en la red social Twitter.
Morales, que reside en Argentina, advirtió que si un estadounidense accede a la conducción del organismo, 'el BID dejará de ser un banco de desarrollo y tendrá un rol funesto como el del Fondo Monetario Internacional'.
El expresidente boliviano se suma así a otros dirigentes políticos y organizaciones latinoamericanas que se han expresado en contra de la posible elección del candidato de Estados Unidos, Mauricio Claver-Carone, como nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo.
Desde la fundación del BID, a finales de la década de 1950, ha primado un pacto tácito entre sus miembros de que, mientras la sede del organismo se mantiene en Washington, la entidad es conducida por un latinoamericano.
La candidatura de Claver-Carone, de origen cubano y principal asesor de Donald Trump para América Latina, ha abierto aguas en la región, entre aquellos países que rechazan la elección de un postulante no latinoamericano y aquellos que se mantienen indecisos.
Además de Claver-Carone, el otro candidato es el abogado argentino Gustavo Béliz, secretario de Asuntos Estratégicos del presidente de Argentina, Alberto Fernández.
En la carrera también estaba la expresidenta de Costa Rica Laura Chinchilla, quien retiró su postulación el pasado jueves.
Tanto Argentina como Costa Rica y México, entre otros países, han reclamado postergar la elección al considerar que una decisión tan importante no puede salir de un encuentro virtual debido a las restricciones que marca la emergencia de la COVID-19 y a escasas semanas de las elecciones en los Estados Unidos.
A esa postura de aplazar la decisión se ha sumado también la Unión Europea, entre otros organismos internacionales, lo que ha sido respondido por un grupo de otros diecisiete países, entre los que está Estados Unidos, Brasil y Colombia, que piden mantener la convocatoria de la elección para el 12 y 13 de septiembre.





CREDITOS A DIARIO LIBRE.