lunes, 7 de septiembre de 2020

El papa Francisco aceptó la renuncia del obispo de Duluth, en Minesota (Estados Unidos), Michel Mulloy, después de haberlo nombrado el pasado 19 de junio, al aparecer por una acusación de abuso sexual a una menor.
Mulloy, de 66 años, designado para dirigir esta diócesis, se esperaba que tomase posesión de su cargo el 1 de octubre.
Según una declaración de la diócesis de Rapid City, donde Mulloy había sido administrador desde 2019, el 7 de agosto pasado la diócesis “recibió una notificación de una acusación contra el padre Mulloy de abuso sexual a una menor a principios de la década de 1980”, informa la agencia Catholic News.
Los comunicados de prensa del Vaticano y de la Conferencia episcopal de Estados Unidos no indicaron el motivo de la renuncia del obispo electo.