miércoles, 9 de septiembre de 2020


El médico Bernardo Antonio Hilario Reyes, director del hospital regional universitario Dr. José María Cabral y Báez, denunció que encontró una serie de anomalías en la parte administrativa y en la reconstrucción de ese centro que impiden su buen funcionamiento.
El doctor Hilario Reyes dijo que heredó una deuda de 60 millones de pesos con los suplidores y una nómina abultada con 300 personas que no realizan ninguna función.
Además, indicó que en el área de emergencia encontró múltiples filtraciones que provocan inundaciones.

CREDITOS A DIARIO LIBRE