martes, 1 de septiembre de 2020

El conferencista internacional Allan Badilla Jiménez ha sabido sacarle partido a toda esta situación que ha provocado el COVID-19 y es que a través de la tecnología se las ha ingeniado para llegar a más personas en distantes partes del planeta y en menos tiempo.
“En 15 años de experiencia como conferencista, en este momento estamos teniendo nuestros mejores resultados en toda la historia”, aseguró el costarricense.
Mediante una nota de prensa, indicó que gracias a la tecnología, en medio de la pandemia ha perfeccionado sus conocimientos desde su casa, sin exponerse y con una inversión mínima.
Sin embargo, no todo es color de rosas, porque producto del distanciamiento social que se ha impuesto por el coronavirus, se ha perdido la parte humana del negocio, como dar un abrazo, la mano, compartir un almuerzo o cena con los amigos que ha hecho durante sus recorridos por diferentes países a donde va a llevar sus conocimientos.
Sobre Allan Badilla
Es uno de los líderes del network marketing en América Latina. Su energía, arduo trabajo y pasión por la industria lo han puesto en un lugar muy alto en cada una de las compañías en las que ha estado.
Aunque nunca le gustó el periodismo, trabajó cubriendo sucesos, al poco tiempo empezó a trabajar mercadeo, pero la idea de cumplir hasta 12 horas laborares no le agradaba, por lo que emprendió su propio proyecto de mercadeo en red. Comenzó a ganar el triple que como empleado.
Badilla Jiménez espera que en tres años “estará impactando la vida de al menos un millón de emprendedores en todo el mundo”.
Su sueño es formar una organización sin fines de lucro para educar en liderazgo a miles de jóvenes en el continente americano.




CREDITOS A DIARIO LIBRE.