lunes, 7 de septiembre de 2020

Solo durante el mes de agosto, 142 haitianos fueron deportados desde Bolivia.
Previamente habían abandonado su país por República Dominicana, Surinam o Guyana e ingresaron a Bolivia desde territorio brasileño, según reportan autoridades.
«Realizamos ocho operativos en un mes y, en todos los casos, estas víctimas de tráfico de personas provenían de Haití y se dirigían hacia Chile», explica a BBC Mundo el director nacional de Migración boliviano, Marcel Rivas.
  • «Decimos cachái a toda hora»: cómo viven los haitianos en Chile (y cuán cierto es que están aislados)
Desde Santiago, por su parte, señalan que estas redes que trasladan haitianos es un problema latente y hay controversia sobre cómo manejarlo.
Las autoridades detectaron que las víctimas son engañadas e inducidas a pagar altos montos para salir de su país.
En Bolivia y Chile sostienen que estos casos pueden terminar en explotación laboral, sexual o narcotráfico.

La red detectada en Bolivia

Rivas señala que los haitianos fueron descubiertos en diferentes puntos de su país y que todos ingresaron por pasos ilegales desde Brasil.
Conductores de los buses y camionetas en los que eran trasladados, al igual que haitianos que fueron identificados como traficantes o «coyotes», fueron detenidos en las últimas cuatro semanas.
«Al principio pensamos que ellos eran víctimas también, pero cuando descubrimos que eran recurrentes iniciamos las investigaciones sobre ellos», explica.

CREDITOS A HOY