sábado, 12 de septiembre de 2020

 

Dos días de protestas en Colombia por la muerte de un hombre a manos de la policía han dejado 13 muertos y más de 400 heridos, informaron las autoridades ayer.

La violencia que remece Bogotá desde la muerte de Javier Ordóñez se prolongó durante una segunda noche de protestas menores y choques con la policía.

El ministerio de Defensa reportó 13 muertos, 209 civiles heridos y 194 agentes lesionados. Decenas de autobuses fueron destruidos y 13 de ellos incendiados. Sesenta estaciones de policía fueron dañadas.

Disculpas


Al ceder la violencia, el ministro de Defensa, Carlos Trujillo Holmes, ofreció disculpas a nombre de la policía por cualquier acto ilegal cometido durante la detención de Oróñez el miércoles por la madrugada.

Dijo que se ha convocado a una junta disciplinaria para determinar si los agentes cometieron homicidio y abuso de autoridad.

La fiscalía determinará si se presentan acusaciones penales. Siete agentes están suspendidos ha raíz de la investigación.

“La policía nacional pide perdón por cualquier violación a la ley”, dijo Trujillo. Videos muestran a dos agentes que sujetan a Ordóñez en el suelo y le disparan con pistola de electrochoques mientras él suplica que desistan.

 

 

 

CREDITOS A HOY