miércoles, 9 de septiembre de 2020

La directiva y miembros de la Asociación de Empleados de San Cristóbal realizaron una manifestación pacífica este martes para pedir que el nuevo Congreso desestime el proyecto de ley con el cual, pasados legisladores, buscaban que se entregara el 30 % de los recursos de los fondos de pensiones.
La entidad dijo entender que el Congreso tiene una gran oportunidad de prestar un eminente servicio al país propiciando una reforma a la Ley de Seguridad Social para lograr pensiones mejor remuneradas, que es un viejo clamor de los trabajadores que llegan a la edad de retiro.
William Alcántara, vocero de la Asociación de Empleados de San Cristóbal, dijo que de ser acogido su pedido de reforma a la ley de Seguridad Social, podrían evitar muchos perjuicios a las ya debilitadas economías y presupuestos familiares como resultado de la pandemia del COVID-19.
“Como empleados que servimos en diferentes áreas de la economía y también como padres de familia, conocemos en detalle cada vez que un impacto negativo toca o amenaza los presupuestos hogareños, principalmente cuando se producen grandes alzas de precios en productos de consumo básico, específicamente alimentos”, destacó.
Alcántara dijo que los empleados de San Cristóbal y de otras poblaciones están muy preocupados de que esos productos esenciales, de por sí ya elevados, puedan seguir aumentando “si se sigue adelante con la pretensión de algunos dirigentes políticos que presionan la aprobación de un proyecto de ley para entregar el 30 por ciento de los fondos de pensiones a los trabajadores suspendidos por los efectos de la pandemia del coronavirus”.
William Alcántara, vocero de la Asociación de Empleados de San Cristóbal. ( )
El vocero señaló que “los promotores de esta iniciativa legislativa se venden como salvadores o abanderados de la clase trabajadora, pero en realidad su único objetivo es de promoción personal y de paso crear problemas al nuevo gobierno, a sabiendas que tocar los fondos de pensiones trastornaría la economía nacional, llevándola prácticamente a un nivel inmanejable”.
Agregó que “esos promotores de sueños y engaños, porque de eso se trata, están bien conscientes de este daño, pero no les importa porque su compromiso y preocupación no es con los trabajadores y los afiliados a la Seguridad Social”, dijo.




CREDITOS A DIARIO LIBRE.