martes, 22 de septiembre de 2020

 


Estados Unidos impuso nuevas sanciones a Irán el lunes luego de que el gobierno del presidente Donald Trump declarara el fin de semana que se restablecerían todas las sanciones que Naciones Unidas levantó con el acuerdo nuclear de 2015.

El anuncio representa un desafío a casi todos los integrantes de Naciones Unidas, incluyendo aliados estadounidenses en Europa que han rechazado el argumento legal de Estados Unidos para imponer sanciones internacionales. La medida prepara el escenario para una confrontación potencialmente desagradable durante la Asamblea General anual de Naciones Unidas esta semana y también surge cuando el presidente Trump pretende asumir el papel de defensor de la estabilidad del Medio Oriente de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

Además de sus acciones contra Irán, Trump fue testigo la semana pasada de la firma de acuerdos para la normalización de las relaciones entre Israel y los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein, lo que refleja las crecientes preocupaciones en la región respecto a Irán. Se prevé que pactos similares negociados por Estados Unidos entre Israel y naciones árabes se logren en los próximos días y semanas.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE