viernes, 18 de septiembre de 2020

 


La pandemia de coronavirus ha restringido el acceso de los periodistas a muchos eventos y datos, y a veces ha suscitado incluso censura y amenazas, debilitando un poco más una prensa ya en serias dificultades.

Hay menos conferencias de prensa físicas, hay que enviar las preguntas por anticipado, a veces los dirigentes no aceptan preguntas, hay pedidos de información que quedan sin respuesta: la información circula mal en la era del covid-19.

Un ejemplo es lo que sucede en los encuentros internacionales de fútbol. La UEFA suprimió las zonas mixtas, donde los periodistas podían interrogar a los jugadores. Durante la Semana de la Moda, con desfiles presenciales y virtuales (la mayoría), no fue casi posible entrevistar a los diseñadores.

 

 

CREDITOS A DIARIO LIBRE