lunes, 31 de agosto de 2020

Un estudio realizado en el hospital Sant'Orsola di Bolonia, en el centro de Italia, indica cómo reducir a la mitad en número de las víctimas de COVID-19 ingresadas en las unidades de cuidados intensivos.
Un equipo dirigido por el doctor Marco Ranieri analizó el daño que causa el virus en los pulmones y cómo un diagnóstico precoz puede reducir la mortalidad hasta en un 50 %.
La investigación ha sido publicada en la revista científica “The Lancet” e involucró a 301 pacientes ingresados en varios hospitales en toda Italia.

CREDITOS A DIARIO LIBRE