martes, 25 de agosto de 2020

La tormenta tropical Laura causó ayer estragos en Cuba antes de entrar al Golfo de México, donde se prevé ganará potencia como huracán, para llegar hasta la costa sur de EE.UU., que también está en mira de un débil Marco.
A su paso por Puerto Rico, República Dominicana y Haití durante los últimos dos días, Laura ha dejado al menos ocho muertos, ninguno por ahora en Cuba. Sin embargo, el temporal ha provocado en las provincias cubanas orientales y centrales destrozos materiales aún no cuantificados en viviendas, instalaciones estatales, carreteras y terrenos agrícolas debido a las fuertes ráfagas de viento y a las inundaciones costeras.
Miles de personas han sido evacuadas de las áreas vulnerables del litoral y realojadas en otras casas particulares o en centros estatales. También se han reportado interrupciones totales o parciales del suministro eléctrico en casi todas las provincias al paso de Laura, que derribó postes, árboles y cables de electricidad y comunicaciones.
Según el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU., Laura supone amenaza de tormenta tropical para parte de Cuba, las Islas Caimán y parte de los Cayos de Florida.

CREDITOS A HOY