martes, 25 de agosto de 2020

Mientras era el jefe de la lucha contra el covid-19,  Rafael Sánchez Cárdenas, exministro de Salud Pública, libraba silentes batallas en el seno de su hogar para protegerse él y su familia, todos vulnerables al contagio de una enfermedad que provocó la muerte de 1,481 personas durante su gestión.
Su esposa confinada en cama bajo cuidados de enfermería por antiguos padecimientos de salud y sus padres de 87 y 90 años, respectivamente, le obligaban a mantenerse aislado y extremar las medidas de protección personal mientras visitaba lugares de alto contagio y domicilios.
Pero también se privó de disfrutar su rol de abuelo primerizo durante los primeros días del nacimiento de su primer nieto sanguíneo, ya que tiene otros de sus hijos de crianza.
De ahí que hizo normal el uso de gel y desinfectantes de manos en cada movilización, mantuvo su rutina adoptada de muchos años atrás de tomar multivitamínico y vitamina C, y ejecutando con rigurosidad las mismas cosas que estuvo recomendando a la población en cada aparición en la televisión por casi 150 días.
El exministro de Salud Pública, quien tomó alta notoriedad en la población por la transmisión en vivo de una rueda de prensa virtual en la que aparecía diariamente dando el reporte general de casos de covid-19 en el país, asegura que su intención no fue nunca darle “boches” a los periodistas, aunque reconoce que muchas de las preguntas eran repetitivas y algunas demostraban que no tenían un conocimiento muy claro del tema. Sánchez Cárdenas ofreció detalles de los cuidados personales y familiares asumidos; del manejo dado a la pandemia y de su parecer sobre el plan frente al covid anunciado por las nuevas autoridades sanitarias al participar como invitado en la “Cita con el covid”, una iniciativa que realiza cada lunes a las 9:00 de la noche listíndiario.com, conducido por el director de LISTÍN DIARIO, Miguel Franjul.

CREDITOS A HOY