martes, 25 de agosto de 2020

SAN PEDRO DE MACORÍS.- Equipos de la Policía Escolar del Ministerio de Educación supervisaron los principales centros educativos en las zonas impactadas por el paso de la tormenta Laura.

El director de la Policía Escolar coronel Jiovanny Gil Suárez, encabezó un amplio recorrido de supervisión y vigilancia por los centros educativos de la región Este del país, para constatar los daños ocasionados hasta el momento por la tormenta Laura que pasa sobre el territorio nacional.

Los informes preliminares de la Policía Escolar dan cuenta de que, en Hato Mayor, específicamente en la escuela Juan Bosch del Distrito Educativo 05-04, al menos 127 personas fueron albergadas en ese plantel debido a las inundaciones provocadas por la tormenta Laura en sectores aledaños.

También ha servido de refugio la escuela Bernardo Pichardo con 15 personas, 3 en el centro Juan Pablo Duarte y 14 en el plantel Rosa Duarte, todas en el mismo distrito 05-04. En horas de la mañana la mayoría regresó a sus viviendas y otros a casas de sus familiares dejando libres esas edificaciones.

El coronel Gil manifestó que ya se reforzó la seguridad de cada centro educativo que ha servido de refugio, a los fines de garantizar la seguridad y salud de los presentes con el distanciamiento físico por la pandemia de COVID-19, además de preservar los bienes de la comunidad educativa.

Una situación similar se produjo en el centro educativo El Jamo en el distrito 14-02, del municipio Cabrera en María Trinidad Sánchez, donde 11 damnificados fueron acogidos en ese plantel anoche. La mayoría regresó a sus casas esta mañana, mientras otros se desplazaron a residencias de familiares.

El director de la Regional 05, Bolívar Yunior Sosa, precisó que en el liceo Gastón Fernando Deligne, Distrito Educativo 05-01, un poste de energía eléctrica cayó en el patio del plantel por los fuertes vientos, lo que provocó que se suspendiera la electricidad.
En el municipio Consuelo, San Pedro de Macorís, un tramo de la verja perimetral del centro Sor Ana Nolan sufrió daños considerables.