miércoles, 26 de agosto de 2020

La Gran Logia de la República Dominicana felicito en nombre de la masonería dominicana al nuevo presidente de la República, Luis Rodolfo Abinader, y consideró positivas las grandes expectativas creadas por las nuevas autoridades que junto a él han asumido la conducción del Estado.
El gran maestro Ramón Osiris Blanco Domínguez sostuvo que como libres pensadores, miembros de la más antigua institución civil de la república, apuestan a la alta capacidad y el buen juicio de los funcionarios seleccionados, como garantía única del desarrollo económico y democrático de la nación, que equivale a fortalecer la paz social a la que aspiran los masones y toda la sociedad dominicana.
Una comunicación de prensa dice que Blanco Domínguez fue cuestionado sobre la preocupación acerca de la inmigración de haitianos, a la que respondió recalcando el alto valor nacionalista y patriótico que abraza como principio la masonería universal, distinguiéndola de la xenofobia, el racismo y la discriminación.
Exhortó a las autoridades dominicanas, responsables de aplicar las leyes migratorias, a hacerlo con responsabilidad y determinación y a los países, los organismos multilaterales y a las organizaciones de derechos humanos, a asumir su cuota para la solución de los grandes males que afectan al hermano pueblo de Haití.
“Los masones continuamos atentos y dispuestos a luchar por la soberanía que tanta sangre costó a nuestros hermanos masones independentistas y restauradores, concluyó diciendo el gran maestro de la masonería simbólica nacional.


CREDITOS A DIARIO LIBRE.