miércoles, 26 de agosto de 2020

El expresidente colombiano Álvaro Uribe, en detención domiciliaria por orden de la Corte Suprema de Justicia, aseguró este miércoles que está preso por 'inferencias' y 'sesgos' del alto tribunal, que le sigue un proceso por presunto fraude procesal y soborno de testigos.
'Me privan de la libertad con inferencias, por suposiciones acomodadas a sus sesgos, que van en contra de las pruebas del expediente, a pesar de las que faltan', dijo Uribe en una declaración difundida en redes sociales.
El pasado 4 de agosto, la Corte Suprema de Justicia ordenó la detención domiciliaria de Uribe, que renunció la semana pasada a su escaño en el Senado, al considerar que hay riesgos de que obstruya la Justicia.

CREDITOS A DIARIO LIBRE