martes, 25 de agosto de 2020

Tres personas, incluyendo un agente de la Policía Nacional, fueron heridas la noche del pasado lunes con una misma bala, en medio de un forcejeo en un operativo efectuado durante el toque de queda en el municipio de Pimentel.
Los civiles heridos son los hermanos Jhon Ezequiel Altagracia y Juan Miguel Ramos mientras que el miembro de la uniformada lesionado es el raso Vladimir Carrasco Reyes.
El informe policial señala que al también cabo de la Policía René Martínez se le escapó un disparo que le impactó a su compañero de armas, así como a los hermanos Ramos, cuando estos se resistieron al arresto por violar el toque de queda.

CREDITOS A DIARIO LIBRE